Usamos cookies para darte la mejor experiencia y personalización de usuario en nuestro sitio y en sitios de terceros. Al seguir navegando en nuestro sitio web, autorizas nuestro uso de cookies. Para obtener más información, consulta nuestra Política de cookies

Beneficios del mindfulness para niños

Por: - 31 octubre, 2019
Compartir


¿Has escuchado hablar del mindfulness? Esta famosa técnica de meditación terapéutica tiene grandes beneficios tanto para adultos como para niños; conoce cómo su práctica ayuda a los pequeños a mejorar su bienestar emocional y físico.

Niños y mindfulness

Dotar a los niños de las herramientas necesarias para poder desarrollarse adecuadamente es lo que todo padre quiere, por lo que enseñarle a manejar sus emociones para que puede afrontar diferentes situaciones y así tener una relación sana con su entorno es fundamental.

Acercar a los niños al mindfulness es brindarles un recurso extra para que, poco a poco, comiencen a trabajar en las circunstancias que los estresan, cansan o provocan nerviosismos en sus actividades cotidianas.

El mindfulness los invita a enfocarse en el momento para entender las situaciones que se les presentan y reconocer los sentimientos que les provocan, y así manejarlas de la manera más óptima posible.

Esta técnica ha ido aumentando su popularidad durante los últimos años, a tal nivel que actualmente también es utilizada para atender a pequeños con Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad, con Trastorno del Espectro Autista y con depresión o ansiedad.

Los ejercicios pueden realizarlos en lugares tan diversos como el dormitorio, el jardín, la sala e incluso la escuela con actividades como la concentración en un sonido, el manejo de la respiración y en la concentración de texturas y sabores.

Beneficios

Considerando que durante la infancia es cuando se comienza a conocer el mundo, a formar el carácter y fortalecer las relaciones interpersonales, la práctica de mindfulness en los niños tiene efectos positivos en el equilibrio mental ya que los ayuda a:

  • Entender mejor el presente.
  • Reducir el estrés.
  • Incrementar la tolerancia.
  • Favorecer la concentración.
  • Regular las emociones.
  • Aumentar la empatía.
  • Promover su autoconocimiento.
  • Fomentar la aceptación.

Adicionalmente, el uso constante de esta técnica beneficiará el control de impulsos del pequeño, ayudando a reducir comportamientos como el llanto excesivo, gritos y enojos. Sin embargo, debes recordar que los resultados dependen de cada individuo y son graduales por lo que su uso debe ser constante.

Acudir con un especialista que te oriente con el uso de esta u otra técnica te ayudará a tener un mejor resultado.

Ya sabes un poco más sobre mindfulness ¿Conoces otras técnicas para el desarrollo infantil? Déjanos tus comentarios y comparte con nosotros tu opinión.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *